+34 957 228993 info@wininnovacion.com

El adorable Baby Yoda ha llegado para quedarse

Tras una serie de películas con buen tirón comercial, pero que no han calado en los fans, Disney parece que ha encontrado el camino hacia la reconciliación con los seguidores de la famosa saga de opera space, Star Wars.

Esta vez lo ha hecho gracias a un enfoque en un género reluciente en otros tiempos, pero que ya no es lo que era, un Western, con los elementos esenciales para, y es que The Mandalorian, aunque esté inmerso en el universo de Star Wars, posee todos los elementos de un Western (Ya sabemos que la saga original está considerada por muchos como un Western, pero es la precursora de la Space Opera y no un Western como tal desde nuestro punto de vista).

  • Horizontes Lejanos, o lo que es lo mismo un territorio inabarcable y con constante peligro.
  • Enemigos hostiles, ya no son indios si no “moradores del desierto” y otras criaturas salidas de la mente Geroge Lucas y compañía.
  • Tesoros y recompensas en juego, no voy a  hacer un spoiler de The Mandalorian, pero cuando vean un capitulo lo comprenderán.
  • Los salones y las tabernas, bueno, nada más que decir, ahí están.
  • Las armas, todos Western que se precie tiene en su protagonista un pistolero dispuesto a apretar el gatillo a la mínima de cambio.
  • Y la característica más importante, la moralidad, y definir muy bien quién es el bueno, quién el malo, y sus actuaciones.

 

Con estos puntos, queda claro que estamos ante un Western que no podemos dejar pasar.

Aunque el arrollador éxito de la serie, sin estar disponible legalmente (aunque no descartéis que la estrategia de marketing de Disney haya sido filtrar ellos mismos los capítulos, pues lo han hecho en todos los idiomas que estarán disponibles en los países de salida el año que viene, desde Win pensamos que para captar suscriptores para su nuevo servicio de streaming), haya sido en gran parte a su pequeño co-protagonista comúnmente conocido Baby Yoda.

Y es que este “artefacto”, porque es una marioneta robótica, gracias a su creador por cierto, por evitar que fuera hecho completamente en CGI, lo que restaría expresividad a MiniYoda, se ha vuelto lo más popular desde la primera aparición de Darth Vader.

Disney ha usado la “técnica ACME”, que no es otra que la de agrandar los ojos y los mofletes,  a los personajes para que tengan aspecto adorable, sólo hay que mirar el ejemplo de Bugs Bunny, aunque lo han tenido más fácil, pues esta técnica busca emular la adorabilidad de un bebé, cosa que ya es el personaje, aunque os sorprenda su edad, que no os revelaremos.

La Saga Star Wars obtiene más beneficios por Merchandising de los que generan sus películas, y seguramente las diferencias aumenten, pues sin haber tenido tiempo ni para vender muñecos, las reservas de estos ya están reventando las expectativas.

Esto deja claro la importancia del diseño, y de los creadores, y como una empresa gracias a un sencillo boceto inicial puede lograr repercusiones beneficiosas, por lo que os invitamos a contactar con nosotros si buscas un diseño que haga ser diferencial a tu negocio poniéndoos en contacto con Win Innovación.

El fenómeno meme también ha tenido influencia en el gran éxito del personaje, pues la red social Twitter se ha inundado de memes con este pequeño, adorable y de color verde, como muestra este ejemplo del usuario @modesto_garcia

Si todavía no conoces nada de la serie, te dejamos el tráiler por si te animas a verla, recuerda que Dineys+ llegará a España, haz clic aquí para conocer lo que está por venir.

 

 

Si desean seguir leyendo más noticias sobre Marketing Digital y Diseño Gráfico, no duden en seguirnos en nuestras Redes Sociales.