+34 957 404 905 info@wininnovacion.com

De un tiempo a esta parte, las redes sociales se han convertido en una herramienta esencial para las estrategias de inbound marketing y crear engagement con los potenciales clientes. Instagram es una de ellas, ganando popularidad y adeptos en estos últimos años y convirtiéndose en un enorme escaparate para empresas e influencers. Sin embargo, esta popularidad ha resultado ser un arma de doble filo. La red social creada en 2010 se ha convertido en una carrera por ver quién tiene más likes, no importa a costa de qué. El uso y compra de bots que generan automáticamente miles de Me gusta y comentarios en publicaciones es ya una práctica muy extendida en el mundo influencer, aunque las normativas de uso de Instagram lo prohíben expresamente. Para combatir este tipo de prácticas fraudulentas, la cuarta red social más utilizada en España ha decidido tomar medidas. 

A través de su perfil oficial en Twitter, Instagram ha anunciado lo que todos sospechábamos desde hace ya algún tiempo: el número de likes permanecerá oculto. Esta actualización, que de momento sólo se ha puesto en marcha en 7 países (Australia, Brasil, Canadá, Irlanda, Italia, Japón y Nueva Zelanda), permitirá a los usuarios continuar viendo el número de likes dando clic a la lista de personas que han interactuado con su publicación. Los followers, sin embargo, no tendrán acceso a esa información. En el tweet, Instagram argumenta que el objetivo es “que tus amigos se centren en las fotos y vídeos que compartes, no en cuántos ‘me gusta’ reciben”. Los usuarios no han tardado en hacerse eco de la noticia, y las opiniones y comentarios al respecto son de lo más variadas. Sin embargo, la mayoría apuntan en la misma dirección: ¿qué supone este cambio para los influencers y su estrategia de marketing?

instagram-elimina-likes

Los influencers opinan

Gran parte de la comunidad influencer ha mostrado su rechazo ante esta nueva actualización. Y no es para menos, ya que los likes se han convertido en el máximo reclamo para que las empresas accedan a trabajar con ellos. Varios influencers australianos entrevistados por ABC News han declarado que “la situación es compleja”. Jem Wolfie, influencer con más de 2,7 millones de followers a sus espaldas, explica al medio australiano que Instagram les está arrebatando una herramienta que es esencial para ellos. “Continuaré publicando tanto como antes, pero me resulta bastante desmotivador”, declara. Hay voces que apuntan a que esta medida sólo beneficiará a grandes empresas y cuentas plenamente asentadas en el mercado ya que, sin un número de likes visible, los influencers lo tendrán complicado para demostrar a las empresas el alcance y nivel de engagement que consiguen entre sus seguidores. Paradójicamente, también puede favorecer la compra de followers y likes, ya que ahora será más complicado detectar este tipo de fraudes. “Los cambios han eliminado la espina dorsal para evaluar nuestra capacidad de atracción, al menos para aquellos que no tengan una reputación ya establecida”, comenta Zak Hasleby (influencer con 90,000 seguidores). “Va a ser realmente duro comenzar una carrera como influencer desde cero”.

Sin embargo, existe también una parte de la comunidad que ve con buenos ojos la decisión de Instagram de ocultar los likes. La presión por alcanzar el mayor número de “me gusta” ha llevado a muchos influencers a caer en contenido repetitivo pero efectivo, acabando con parte de la espontaneidad que tanto gustaba en los inicios de la red social.  Con esta nueva medida se busca eliminar la competencia entre usuarios, por lo que muchas personas ven una oportunidad para estimular la creatividad y elaborar contenido original y diferente. También supone un alivio para la salud mental de muchos usuarios, especialmente de los más jóvenes, que en muchas ocasiones se ven obligados a aparentar llevar una vida “perfecta” a toda costa, llegando a ocasionarles problemas de autoestima y depresión a largo plazo. Makaia Carra, una de las influencers más populares en la escena neozelandesa, lo considera una decisión sensata. Como bien señala, la medida llevará a los influencers a buscar un “nivel de engagement mucho más profundo” para llegar a sus seguidores, analizando hasta qué punto un like es sinónimo de alcance real y poniendo el foco en la calidad del contenido antes que en su popularidad. 

publicacion-instagram

Aún no sabemos cuándo llegará esta medida a nuestro país ni si es definitiva, pero es más que seguro que tenemos que ir pensando en adaptarnos a ella. Y tú, ¿qué opinas de esta actualización? ¿Consideras que tu experiencia como usuario en Instagram puede mejorar gracias a los likes ocultos? Puedes dejar tu opinión en comentarios o en cualquiera de nuestras redes sociales, estaremos encantados de escucharte.